Dos piezas náuticas
icónicas en la moda casual

Algunas piezas emblemáticas del vestuario marino salieron del armario para dar cara a la vida urbana. Desde la cubierta al bar del puerto, del bar a la calle, de la calle a la pantalla, de la pantalla a la alfombra roja se han re-inventado sin parar hasta llegar a ser básicos de la moda casual. Nuestros padres llevaban « náuticos » apenas salían los primeros rayos de sol y nosotras también a veces, de adolescentes. Todos tenemos en el corazón un momento con chaquetón.

Ambos outfits hacen parte de la familia aunque al final sepamos muy poco de aquellos.

Dos piezas náuticas<br>icónicas en la moda casual
I. El calzado náutico

Un invento revolucionario

Tiene ya 85 años, como una abuela incansable e intemporal, una magdalena de Proust. Es un calzado híbrido, inspirado a la vez en los mocasines amerindios y en el estilo de vida de la buena sociedad norte americana. El original fue creado por Paul Sperry, un magnate americano quien, tras patinar con sus zapatos de cuero en la cubierta de un barco, reprodujo los pequeños surcos observados debajo de las patas de su perro (¡llamado « Príncipe » por cierto, tal como nuestro náutico Slam!). El primer modelo de todos tenía una suela negra - que obviamente dejaba huellas en el barco - antes de este famoso caucho blanco que lo hace ahora inconfundible.


De zapato funcional a emblemático

En los años 30 conquistó la US Navy y luego a los Kennedy, aficionados a la navegación. Pero fue en los años 80 que se hizo realmente famoso cuando la influyente guía « The Official Preppy Handbook » lo erigió como símbolo de elegancia de la costa este y cuando Dennis Conner ganó la Copa América para Estados Unidos luciéndolo. Así entró nuestro náutico en la leyenda.

Desde entonces se ha convertido en todo un básico, tan icónico que hasta su propio creador se otorgó el derecho de celebrar los 40 años de « Tiburón » con una edición limitada. ¡Muy pop culture!


¿Y ahora?

El zapato náutico clásico da a cualquier look (o casi) un toque retro e informal muy actual (¡ya sabemos que Kate Middleton no se puede equivocar!). Es de moda casual chic por esencia pero también tiene personalidad y nunca combina mejor que cuando genera un sutil contrapunto. La última tendencia en moda y lifestyle siendo la fluidez entre estilos, es idóneo. No podemos imaginar cosa más natural para un zapato con flexibilidad legendaria (!).

Que seas hombre o mujer, tus náuticos quedaran perfectos con una camisa (algo ajustada para estructurar la silueta de los hombres y más bien boyfriend XL para mujeres si quieres seguir el rumbo fashion) y pantalones de algodón enrollados en el tobillo. O bien con bermudas justo por encima de la rodilla, otro hit mixto de la temporada visto en las pasarelas.
II. El chaquetón marinero

El chaquetón marinero es EL abrigo protector por excelencia y otro hit que no puede faltar a tus prendas de ropa náutica de tu armario. Es cálido, resistente al agua y funcionalmente « técnico » protegiendo la nuca con su ancha solapa, el abdomen con doble botonadura por cerrar según la dirección del viento, las manos con bolsillos de pecho. De esto, no le cabe duda a nadie. Pero refiriéndose a su historia, ahí puede empezar la polémica ya que las fuentes divergen.

 
Un origen militar pero difuso

Podría haber sido introducido en Europa en el siglo XV por navegantes ibéricos o bien diseñado para la Royal Navy británica en el siglo XVIII. Lo cierto es que fue adoptado oficialmente por la mayoría de las armadas occidentales en el siglo XIX, estadounidense incluida de cuál siguió siendo el traje oficial hasta finales de los 90. Su nombre internacional podría haber derivado del holandés « Pijjekker » (« lana gruesa ») dando « pea-jacket » y luego « pea-coat » en inglés o bien haber sido una evolución natural de la P-Jacket inglesa (con la « p » de piloto). 

Sea como sea, el chaquetón entró en la vida civil tan pronto como los marineros pudieron llevárselo quitando los botones militares.


Nacimiento de un icono

A partir de los años 60, empezó a inspirar moda y famosos.

Yves Saint Laurent le abrió las puertas del armario femenino antes de crear una fragancia a su nombre en francés: « Caban ». Siguieron muchas otras Maisons de alta costura, de Burberry a Smalto pasando por Jean-Paul Gauthier.

Luego con el cine (Robert Redford, Daniel Craig/James Bond), la música (Gainsbourg, Liam Gallagher) y los cómics (con el Capitán Haddock o Corto Maltese) se hizo icónico. 

 
¿Y ahora?

Hoy en día, se usa sin distinción de género, es una pieza maestra de la moda casual hombre y mujer. Quizás porque sea una encarnación eterna de la aventura.

Es versátil, confortable y siempre chic, y podrás encontrarlo en nuestro catálogo de chaquetas deportivas hombre y mujer. Su versión original color azul marino hacía antes conjunto con el resto del uniforme y ahora combina de maravilla con unos pantalones chinos y jerséis deportivos hombre o mujer o una simple camisa por debajo

Sencillo, elegante, eficaz; en fin, imparable.