Llevar la ropa justa para navegar en verano… ¡y ser EL hombre de la situación!

Llevar la ropa justa para navegar en verano… ¡y ser EL hombre de la situación!

Por fin, el verano ya llegó y ahora para muchos se asoman las vacaciones con su lote de esperanzas de desconexión, y relajación. Este año tal vez más que ningún otro, sentimos que se necesita retomar fuerzas vitales de los elementos naturales y obviamente nos llama el mar a gritos, seamos fanáticos, entusiastas o novatos. Pero si « Su Majestad » cumple indudablemente con los requisitos y los sueños de evasión, tampoco se le puede acercar sin preparación ninguna. Incluso en temporada cálida, conserva su temperamento y a veces se pone adversa; aunque nos parezca mentira cuando nos calentamos los pies en la arena de las calas, una vez a bordo más nos vale tener siempre a mano el equipamiento adecuado. Acorde con « el arte », la ropa para navegar en velero no sufre improvisación sino que se selecciona cuidadosamente. Es un punto tan crucial, diríamos, que hasta puede marcar la diferencia entre pasar un día fantástico o arruinarlo para uno mismo, para sus compañeros… y hasta para toda la tripulación.

Ir bien equipado con ropa para navegar - o sea con prendas diseñadas específicamente para esto - es fundamental. Es que hay que pensar tanto en los ataques del sol como en las bajadas de temperaturas por las noches, la sensación térmica con el viento y la humedad siendo siempre más baja que en la tierra incluso en pleno verano. De la misma manera que a nadie sensato se le ocurriría escalar el Himalaya con unas zapatillas deportivas y un chandal… a la hora de salir a navegar de travesía priorizamos el confort y la protección.

Así que, empezando con « la base » por excelencia, estos serían los mandamientos imprescindibles:

« Quien en el barco calza bueno va sano… »

De toda la ropa para navegar a vela y accesorios necesarios, el calzado podría ser el más clave.

Aunque ir descalzo a bordo nos de una extrema sensación de libertad, ya sabemos que no es nada recomendable. Navegar calzado en sí - siempre mientras el zapato este cerrado y seguramente atado al pie lo que excluye de inmediato cualquier tipo de chancla - permite evitar golpes y heridas pero no todos los calzados valen. Los de uso náutico llevan suela que no mancha para preservar la cubierta y dibujos para moverse sin temor a resbalones. Te recomendamos estas zapatillas técnicas WIN-D, unas de las más descartadas por parte de los aficionados. Son resistentes y visibles en todas condiciones, protegen el pie y secan rápidamente; su suela anti-marcas Vibram® garantiza una adherencia óptima sobre superficies húmedas y no retiene el agua.

« Impermeable, transpirable y cómoda será, esta ropa para navegar… »

En el equipaje se tienen que prever varias capas térmicas para ajustar según necesidades; y gracias a los innovadores tejidos técnicos, ahora se nos lo hace definitivamente más ligero y eficaz.


- Con buen tiempo, la camiseta es el atuendo principal.

Elegir la mejor tiene todo el sentido del mundo y ésta que te recomendamos podría llegar a ser tu favorita. Queda siempre fresca al contacto con la piel gracias a tecnologías exclusivas y por su corte, no deja entrar el agua en las mangas. Además es bacteriostática y de fácil mantenimiento. 

 
- El pantalón corto va junto con la camiseta… y casi le roba el 1er puesto (!).

No puedes pasar de ello para sentirte libre de tus movimientos navegando pero tampoco puedes prescindir de tu protección. Estas bermudas combinan alta tecnicidad y estilo; lo tienen todo optimizado a nivel funcional y además llevan un tratamiento anti-UV.


- La chaqueta ligera siempre puede salvar de algún chaparrón o de la humedad del atardecer.

Ésta os mantendrá a seco tanto en el barco como en la ciudad. Es impermeable, transpirable y cortavientos; es perfectamente visible en cualquier condición atmosférica; y su corte impide la entrada del agua e incluso favorece el deslizamiento de esta en la parte posterior.


- El bañador, el aliado imparable del merecido chapuzón en el medio del charco. 

Resistente pero ligero, cómodo e inspirado en los clásicos boardshorts, éste mismo no te fallará nunca. 

 

- « Last but not least » - como se dice por allí arriba - no te equivoques con el bolso, que no es tan anecdótico como lo parece. 

Ha de ser lo suficiente resistente y flexible para que puedas guardarlo y estibarlo en los compartimentos del camarote. Fíjate en este - que se utiliza tanto como bolso de viaje como de deporte; es grande, versátil, resistente e hidro-repelente - o en este otro mediano e ideal para la playa.


¿Listo?

Una vez tengas esta ropa para navegar en verano, ponte una gorra a prueba de viento para guardar la cabeza fría, aísla tu piel de la radiación ultravioleta con crema 50+ y tu retina del tan maravilloso reflejo del sol sobre las olas con buenas gafas… ¡y a disfrutar!