Rebranding de Slam, la marca de la pasión

Nacimiento y desarrollo del nuevo logotipo y de la paleta cromática de Slam: el amor por el mar salta a la vista.

Rebranding de Slam, la marca de la pasión

Tras un largo viaje, al regresar a puerto siempre es necesario hacer cuentas con uno mismo y con nuestra identidad: solo así podemos descubrir los cambios, a veces hasta el punto de no reconocernos.


En 2015, 36 años después de su nacimiento, Slam sintió la necesidad de mirar hacia su interior en busca de los valores que le habían empujado mar adentro. ¿Su vocación por el mar era todavía igual de fuerte? Absolutamente sí. ¿Pero esto todavía quedaba patente para quienes compraban prendas de Slam? ¿Se notaba que su origen radicaba en la experimentación, tecnología y tenacidad? Tal vez no.

Por eso era necesario realizar un rebranding total, logotipo incluido. Y así es como nació la colaboración con Stockholm Design Lab, un estudio sueco con cartera internacional. Antes de iniciar el proyecto, Slam invitó al equipo a Génova para que respirasen el espíritu de su ciudad de origen y asimilasen los colores.

Inesperadamente, en lugar de colores vivos, los creativos de SDL prefirieron tonos más opacos y metálicos, como los del mar bajo una tormenta, donde hace falta un gran rendimiento para vencer. La paleta cromática de Slam renacía así de este espíritu de desafío, competitividad y aventura.


Para el logotipo se realizaron muchas pruebas: se buscaba un icono que lograse reflejar la silueta de la vela hinchada por el viento, las banderas náuticas y la forma del campo de regatas, tan conocida para los regatistas. El nuevo logotipo no podía limitarse a representar el viento, tenía que ser el viento.


Y fue en la sinergia de estos elementos donde nació el logotipo Spin. Un símbolo dinámico y sofisticado, fuertemente representativo y capaz de resonar en el inconsciente de quienes hablan el idioma del mar. Un icono intangible como el viento pero firme como sus efectos. Tridimensional cuando baila entre ráfagas. Reflejándose en este espejo, Slam ha podido reencontrarse consigo misma y regenerar sus energías, lista para otra ruta, para un nuevo viaje.
Rebranding de Slam, la marca de la pasión