Fecha: 08/05/2019

MENKAB, LA DEFENSA DEL MAR TIENE UNA BUENA ESTRELLA

Nacida en 2010, esta asociación se ocupa de la investigación científica y la protección medioambiental.

Desde siempre, las estrellas son la guía más fiable en el mar, capaces de indicar la ruta correcta en la más profunda oscuridad. Por eso, no había un nombre más adecuado para quienes llevan en el corazón la protección del mar y de los cetáceos que Menkab, la estrella más luminosa de la constelación de la ballena. Y así es como se llama esta asociación que apoya la educación medioambiental y la investigación científica orientadas al estudio y monitorización de los cetáceos del Mediterráneo.

Fundada en 2010, Menkab es fruto de la colaboración anterior entre el departamento de Biología de la Universidad de Génova y el Museo Oceanográfico de Montecarlo. El biólogo Maurizio Wurtz, quien ya fue protagonista de aquella feliz cooperación, lleva adelante desde 2004 el proyecto Menkab, que se convirtió rápidamente en punto de referencia internacional para el estudio de delfines, orcas, cachalotes y ballenas. Seis años más tarde, este programa se transformó en una auténtica y verdadera asociación.

A lo largo de este recorrido, Maurizio ha recurrido a numerosos colaboradores, entre los que se encuentran su hijo Samuele, regatista y cineasta al que transmitió su pasión por el mar, y Giulia Calogero, colaboradora del CNR italiano en distintas campañas oceanográficas en el Mediterráneo y dedicada activamente a la didáctica y divulgación de información científica.
MENKAB, LA DEFENSA DEL MAR TIENE UNA BUENA ESTRELLA
MENKAB, LA DEFENSA DEL MAR TIENE UNA BUENA ESTRELLA
Son muchas las iniciativas que Menkab ha llevado a cabo con éxito desde 2010: desde el proyecto Ishmael, dedicado al estudio de los ecosistemas en riesgo a fin de reducir el impacto del ser humano sobre los cachalotes, hasta el proyecto Giohna, un estudio de los hábitats y desplazamientos del tursiops, una especie de delfín, con el objetivo de crear un mapa de los ecosistemas e identificar las áreas a proteger.

Llegando más tarde al proyecto Whalesafe, que tiene por objetivo el desarrollo de una tecnología que impida posibles colisiones entre embarcaciones y bancos de cachalotes a través de un complejo sistema de frecuencias. Aparte del estudio ecológico de los cetáceos y de los fondos marinos para mejorar la sostenibilidad y reducir el impacto medioambiental de las actividades del hombre, Menkab también imparte actividades de formación: durante años viene organizando cursos de biología y ecología marina sobre el terreno y clases de reconocimiento de los cachalotes en el mar.

Además de estas actividades, Menkab también trabaja incesantemente para sensibilizar (directa e indirectamente) sobre la protección del ecosistema marino a través de talleres fotográficos en mar abierto, “safaris” marinos para cineastas y fines de semana en busca de ballenas y delfines.Porque, para tomarse en serio la protección del mar y trabajar en su defensa, primero es necesario enamorarse de él: esta es la estrella que brilla sobre Menkab e ilumina siempre su ruta.